actualizacion a Windows 7: Microsoft lo complica…

salio la “tabla oficial de Upgrade a Windows 7”, que supuestamente nos debe informar sobre si se puede o no instalar Windows 7 usando la modalidad de la actualizacion , que conserva nuestros archivos, configuración y programas instalados.

Esta tabla fue enviada por Microsoft a Walt Mossberg, del Wall Street Journal, a pesar de que a primera vista parezca sacada de esos clásicos chistes de The Joy of Tech donde ridiculizan la abundancia de ediciones de Windows.

windows-upgrade-chart-eb-remake-final2

La información de la tabla de arriba se reduce básicamente a que sólo podemos hacer instalación de actualización si pasamos desde Vista hacia la versión de Windows 7 equivalente, o la Ultimate, basada en la misma arquitectura (32 bits o 64 bits). Para todos los demás casos hay que hacer instalación limpia. Fin del problema.

Por ejemplo, si partimos desde Vista Home Basic de 32 bits, podemos hacer un “In-place Upgrade” solo hacia Windows 7 Home Premium, Professional y Ultimate de 32 bits. Es algo bastante lógico, ya que es imposible instalar un SO de 64-bits mediante la modalidad upgrade si partimos de uno de 32 Bits. Por otro lado, pasar hacia una edición “inferior” (instalar Windows 7 Home Basic partiendo desde Vista Ultimate) también tiene sus respectivas complicaciones.

11565-image

En mi humilde opinión, el problema de Microsoft aquí no está en que el proceso de actualización de Windows 7 sea demasiado complejo, sino que en Redmond no saben comunicar esta información a los usuarios de forma sencilla.

Si vemos el cuadro de Microsoft con más detalle, vemos que casi parece que estuviera mal hecho a propósito. Por ejemplo, se dedica una fila completa a una hipotética versión de 64 bits de Vista Starter, la cual no existe. Tampoco tiene mucho sentido considerar el caso de pasar de un SO de 64 bits a uno de 32.

Ed Bott hizo un resumen simplificado de la tabla en base a lo que acabamos de decir.